En la Universidad del Sagrado Corazón (USC) enseña una profesora que se caracteriza por su extrovertida personalidad, su contagiosa felicidad, por treparse en los escritorios y por su famoso “apoyo moral”. Ella es la profesora del Departamento de Administración de Empresas, Reina Delucca Tirado.

delucca1
La profesora Delucca junto al Consejo de Estudiantes 2016-2017. Imagen del Departamento de Fotografía, USC. 

Por Fernando Javier García Franceschini
Estudiante de Periodismo

Delucca lleva más de 25 años dando clases en la institución, empezó a enseñar desde bien temprana edad, e imparte cursos como Principios de Mercadeo, Investigación de Mercadeo y Práctica de Mercadeo. Para la profesora, enseñar en la USC es la experiencia más maravillosa de su vida.

“Una de las cosas más maravillosas es hacer una diferencia; tocar tantas vidas, tantos estudiantes, tantas personas que están comenzando y verlos después hechos unos profesionales exitosos y saber que uno puso un granito de arena en esos seres humanos y saber que uno hizo una diferencia positiva es bien interesante y reconfortante”, comentó Delucca, quien añadió que todos los días son una aventura y una “chulería”.

Para la también locutora, la educación debe ser entretenida porque cuando más se aprende es cuando se disfruta. “Por eso es que yo me trepo en los escritorios y me tiro al piso; yo soy estricta pero entretenida”, indicó Delucca. “Por eso que me gusta crear una dinámica positiva con los estudiantes y que veamos cómo el mercadeo va cambiando diariamente”, dijo.

Delucca cuenta con muchísimas anécdotas interesantes de sus años como catedrática en la institución, pero existe una que resalta sobre todas las demás. “Cuando yo estaba empezando, yo tenía más o menos la edad de los estudiantes entonces había un estudiante que era bien hostil conmigo y yo estaba bien asustada”, relató.

La profesora entendió que el problema del estudiante no era con ella y supo que este necesitaba ayuda, por lo cual ella decidió brindarle su apoyo. “Y yo me senté con él y le dije que quería ayudarlo y de una persona bien arisca cambió; empezamos a hablar y cambió porque él solo necesitaba un oído”, contó emocionada la profesora.

Hoy día, el estudiante mantiene una buena amistad con ella e, incluso, le confesó que el ella haberse sentado a escucharlo “le cambió la vida”. Delucca comentó que “uno se siente tan bien porque tan solo un pequeño detalle cambió la vida de un ser humano”.

No tan solo se limita a ser profesora universitaria, sino que también funge como consejera de dos destacadas asociaciones estudiantiles como el Consejo de Estudiantes y DECA Collegiate. Cabe señalar que ambas asociaciones fueron directamente a donde Delucca a pedirle que fuera su consejera.

“Ser consejera es una experiencia maravillosa porque puedo, más allá del salón de clase, reunirme con líderes de diferentes disciplinas y con diferentes ideas, todos en un equipo trabajando al unísono; es una cosa bien positiva”, señaló la educadora, quien admitió que siempre busca ser la mejor consejera posible.

delucca
Fotografía de la educadora, tomada de un dispositivo móvil

Además de ser profesora en la USC, cuenta con una empresa, Delucca & Associates, donde labora como asesora de empresas locales y multinacionales y ofrece adiestramientos y desarrollo de negocios. Por otra parte, también es miembro de diferentes asociaciones profesionales como la Cámara de Comercio de Puerto Rico, donde ocupa el puesto de Vicepresidenta del Comité de Calidad de Vida.

Delucca pertenece a la Red de Mujeres Profesionales, es locutora en el programa “Qué rico es vivir” de WIPR 940 AM y escribe en un blog de su autoría titulado “¿Te ha pasado a tí también?… ¡Apoyo Moral!”.

Fuera del ámbito profesional, es una persona que disfruta de los placeres de la vida. “Tengo una perra maravillosa que se llama Beba, ella es el amor de mi vida y entonces yo corro con ella todos los días; yo hago mucho ejercicio y hasta corro maratones”, explicó la profesora, quien añadió que se pasa constantemente comunicándose con su hija que reside actualmente en los Estados Unidos.

Asimismo, Delucca busca estar todo el día “de buen humor”. “Me gusta ver películas de romance, pero cómicas, o de acción, veo mucho Netflix, me encanta comer afuera y reunirme con mis amistades y hacernos chistes toda la noche”, añadió la catedrática.

Siendo los estudiantes el centro de su profesión, Delucca les envió un mensaje a todos los delfines:

“Siempre crean en ustedes, creer en ti mismo es lo más importante. No importa quién te diga que no puedes, no importa quién te diga que tú no puedes hacer nada, que tu no puedes hacer lo que tus sueños quieren, tú ve a ti. Siempre tienes que primero apostar a ti. Visualiza dónde tú quieres estar, a dónde tú quieres llegar. El cielo no es el límite ni tampoco las estrellas, así que siempre va a haber una alternativa. ¡Nunca te quites! Cuando tengas oportunidades en la vida, cógelas y no mires para atrás, no lo pienses dos veces. Arriésgate, los riesgos deben ser calculados, pero arriésgate y siempre echa para adelante y APOYO MORAL”.