Deportes

Juanas y Tarzanes se quedan con sed de victoria en las Justas

Nota del editor: Este es el segundo de una serie de reportajes sobre los equipos de diversas universidades de Puerto Rico, en lo que hubiese sido el fin de semana de las Justas de la Liga Atlética Interuniversitaria.

Gabriel Becerra esperaba competir en los 200 y 100 metros pechos, así como en los 200 metros mariposa de las Justas de Natación. (Suministrada / Paola Santiago O’farril)

A raíz de la crisis mundial de salud por causa del COVID- 19, el mundo ha tenido que adaptarse y la industria del deporte no ha sido la excepción. No hay eventos deportivos o prácticas con todo el equipo como antes se solía hacer. 

Estas modificaciones también afectaron a los estudiantes puertorriqueños que participan en las Justas de Atletismo organizadas por la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI), que tenían como fecha pautada para comenzar el 23 de abril.

Al momento de su cancelación, todos los atletas ya tenían meses de preparación para sus eventos, como es el caso de la velocista de la Universidad de Puerto Rico (UPR) recinto de Mayagüez, Alejandra Cruz. 

“Desde el inicio del primer semestre estaba cuidando mi dieta y no faltaba a una sola práctica. Porque por diferentes situaciones ya había perdido dos temporadas y recuperarse para regresar es fuerte, pero yo estaba firme en mi meta y sabía que si entrenaba duro, podía lograrlo porque estaba viendo una mejoría en mi rendimiento’’, comentó Cruz a Un Solo Latir.

La velocista enumeró las dificultades a las que se enfrentan los atletas durante la cuarentena. No pueden visitar los gimnasios ni la pista y entrenan desde el hogar, por lo que no obtienen los mismos resultados en el rendimiento que tendrían en la pista atlética.  

Las Juanas del equipo de atletismo tenían un régimen estricto que conllevaba entrenamientos en pista de cinco a seis días en la semana y en muchas ocasiones con doble sesión. También asistían al gimnasio de dos a tres días semanalmente. 

Alejandra Cruz era una de las velocistas que participarían de las Justas, que este año se trasladaron al municipio de Mayagüez. (Suministrada / Javier Rivera)

A través de la historia, Puerto Rico también enfrentó diferentes situaciones que afectaron este evento tan esperado por la comunidad universitaria, siendo esta la sexta ocasión en la que no se celebran. En 1934 y 1945 no se llevó a cabo por impugnaciones de elegibilidad. Luego, en 1937 y 1938 por conducta antideportiva entre fanáticos al finalizar las Justas del 1936. En 1947, la causa fue huelgas estudiantiles. 

De igual forma, Gabriel Becerra, quien pertenece al equipo de natación de la UPRM, aspiraba competir nuevamente en las Justas. El estudiante y atleta hace los eventos de 200 y 100 metros pecho, como también 200 metros mariposa. 

‘’Este año en el equipo nos encontrábamos realizando diferentes tácticas para poder mejorar. Teníamos físico todos los días, los miércoles a las 5 a.m. entrenábamos en el gimnasio y después nadábamos. Como también corríamos de dos a tres millas’’, dijo Becerra.

Debido a la cancelación de las Justas por el COVID- 19, los Tarzanes planifican entrenar el doble el próximo semestre. Sobre este particular Becerra comentó que “debemos unirnos como equipo, para así trabajar juntos… poder mejorar nuestros tiempos y las técnicas. Sin duda continuar con nuestro compromiso’’.

El atleta reconoció la importancia que tenían estos entrenamientos para él, ya que deseaba cualificar para las Justas y ser medallista. Aunque las competencias no se realizarán, el nadador continúa realizando ejercicios desde su hogar. 

‘’Este año estaba trabajando fuertemente en mi compromiso para asistir a las prácticas, ya que el año pasado no ocurrió de esa manera. Pero me puse una meta y la estaba logrando… asistía a todas las prácticas y si tenía que estudiar con anticipación para un examen lo hacía. Como también fogueaba con los mejores del equipo para trabajar en mis técnicas’’, reconoció el nadador. 

Gabriel Becerra anhelaba colgarse una medalla en las Justas de Natación 2020.
(Suministrada / Paola Santiago O’farril)

Ambos estudiantes-atletas reconocieron tener sentimientos encontrados en este proceso de entrenar en casa. Aunque los equipos tenían sus metas trazadas y cada integrante deseaba poder clasificar para competir, ahora solo les resta mantener su condición física y regresar pronto a entrenar en las facilidades apropiadas.

También puedes leer:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s