La Universidad del Sagrado Corazón celebrará hoy el Miércoles de Ceniza donde aprovecharán el Día del Amor y la Amistad para darle un mensaje de amor a toda la comunidad universitaria mediante varias actividades.

12888766_946097678838861_3789654893147945173_o.jpg
Habrá dos eventos. Uno a las 12:00 p.m. y otro a las 5:00 p.m. Foto suministrada.

Por Naimah Saleh Castillo
Estudiante de Periodismo

La acostumbrada misa que realiza la institución se llevará a cabo las 12:00 p. m. en la Capilla Mayor. Según la directora del Centro Pastoral Universitaria (CPU), Madeline Ortiz Rivera, en este evento se desea transmitir lo que para la religión es la mayor expresión de amor.

“Es tradición de la universidad tomar un momento para echar una mirada a nuestro interior y ver lo que estamos haciendo para ser más humanos y felices”, expresó.

Por otro lado, a las 5:00 p. m. en el vestíbulo de Barat Norte, será el acto de la imposición de ceniza, que de acuerdo a Ortiz Rivera, representa “la disposición del ser humano de reconocer su fragilidad y vulnerabilidad para que Dios la transforme para bien y nos libere del pecado”. 

“El miércoles de ceniza nos inicia en un camino de conciencia de lo que es la condición humana. Si la observo desde el amor de Dios, puedo ver lo que soy realmente porque sé que hay un Dios que me mira con amor, que tendrá misericordia y que me dará el perdón que necesito”, añadió la directora del CPU, manifestando que la experiencia del amor es la que transforma a las personas.

Dentro del calendario litúrgico del catolicismo se festeja el miércoles de ceniza, día que da comienzo a la cuaresma. En este día, los creyentes asisten a la misa donde tradicionalmente los líderes religiosos hacen la imposición de las cenizas que son consagradas para este evento y que son producto de la quema de las ramas utilizadas el domingo de ramos del año anterior.

Luego, durante 40 días de penitencia, “se promueve el ayuno y la oración como mediaciones para lograr que Dios nos tenga misericordia y piedad”.

El Centro invitó a todo aquél que desee ser partícipe del mismo, y para su directora, solo se debe tener la disposición para hacerlo.